Toda la verdad de los medios

He tenido la suerte de ver la última obra de Els Joglars, “Zenit” y desde luego es todo lo que pienso sobre los medios de comunicación.

fullsizerender

En la sinopsis hablan de “sátira” del periodismo actual, pero yo diría que es toda una descripción de lo que se está viviendo en el sector desde hace años.

Noticias que no se contrastan, fuentes que no son fiables, la búsqueda del titular donde no lo hay, el morbo por el morbo, la inmediatez por encima de todas las cosas…

Tanto que los periodistas llamados “de la vieja escuela” se consideran casi locos por querer hacer un trabajo de calidad.

Hace tiempo que pienso que el periodismo no existe, que ya es sólo un mero espejismo de lo que fue en los años 60, 70, 80 y hasta 90; poco queda de los análisis, las investigaciones, las entrevistas cara a cara, todo parece haberse esfumado para dejar paso a la revolución de las redes sociales.

Es como si el periodismo fueran las redes sociales, una pena, especialmente porque es mi profesión, y he tenido que dejarla a un lado.

Si todavía queda algo de calidad en los medios es gracias a los profesionales que hay detrás de lo que vemos, escuchamos y leemos, me consta que en esta profesión dan la cara por hacer un trabajo digno, pero que cada vez, lo tienen más complicado.

Spotlight

He tardado más de lo que quería en ver esta peli, se me han cruzado antes otras como El Renacido (mejor dejo esa para otro día) así que hasta hace poco no pude verla.

spotlight.jpg

Y desde luego que ahora entiendo por qué ha sido la sorpresa en los Óscar.

Supongo que la profesión va por dentro y por eso me gustan tanto las películas de periodistas.

Esta tiene una trama especialmente dura y además está basada en hechos reales, creo que es una buena bofetada de realidad.

Ojalá los periodistas pudieran tener la libertad de investigar tanto y durante tanto tiempo para poder sacar a la luz historias como esta, es una pena ver cómo la profesión se va al traste.

Pero como película genial, sin hacer spoiler, claro. Pero te deja mal sabor de boca al tratarse de una historia real.