Una vida sin parabenos (parte 1)

Bueno no quiero ser exagerada pero es que desde hace unos meses he el dado el salto a la cosmética bio. 

Surgió un poco por casualidad, a la hora de comprar un desodorante una compañera me comentó la “mala fama” del ingrediente estrella que utilizan: el aluminio. Me despertó la curiosidad, empecé a mirar por Internet y ¡zas! resulta que el aluminio es el mal de todos los males.

A ver, no tanto, hay estudios, pruebas, estimaciones, de una posible (ojo posible no relación 100%) relación del cáncer de mama con el aluminio contenido en los desodorantes por ser un antitraspirante, os dejo un enlace por si os interesa ampliar información aquí.

Evidentemente no me creo todo lo que leo por Internet, lo que me pasó fue que empecé a curiosear y del aluminio pasé a los parabenos, a la importancia de no testar en animales, a ingredientes de cultivos ecológicos… y toooodo un mundo que acabo de descubrir.

16H.jpg

Decidí no ser tan tremendista y no tiré a la basura todas mis cremas, geles, champús, desodorantes de un día para otro.

Opté por hacer un cambio progresivo a medida que se iban terminando.

Por eso ahora que han pasado algunos meses desde ese momento puedo dar una humilde  opinión desde mi experiencia.

Al principio sentí que llevaba toda la vida llenando mi cuerpo de ingredientes tóxicos, pero poco a poco me he ido relajando, es verdad que la química forma parte de nuestra vida en forma de medicamentos y nos curan. Así que relax y que no cunda el pánico.

Creo que simplemente es una opción, he decidido apartar de mi cuerpo ciertos ingredientes, lo que no quiere decir que esté libre de desarrollar alguna enfermedad, pero lo hago porque me apetece y, de momento, los resultados son buenos.

172H.jpg

En una segunda parte os cuento los cambios que he notado y los productos que voy probando.

Besitos miles.

Anuncios

10 comentarios en “Una vida sin parabenos (parte 1)

  1. Seguramente para que el aluminio del desodorante tenga algún efecto nocivo en el cuerpo, tendrías que usar toneladas (literalmente, toneladas) de desodorante.

  2. Efectivamente no hay que ser alarmistas pero lo que esta claro es que todo lo que puedas evitar esta bien, eso que ganas, añadir que ha de funcionar y la cosmética natural funciona, es mas lenta en sus efectos pero la mejoría es notable. Bienvenida a la cosmética natural.

  3. Pingback: Una vida sin parabenos (parte 2) – los tacones de marta

  4. Pingback: Mis favoritos de Lush – los tacones de marta

  5. Pingback: La moda de lo ecológico – los tacones de marta

  6. A mi me paso exactamente lo mismo, poco a poco empecé a cambiar mis rutinas de compras de productos cosmeticos, maquillaje, jabones, incluso a preparar mi propio desodorante, serum, cremas, exfoliantes… He empezado tambien un blog hablando sobre ello, espero tener tanto exito como tu!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s